Merchandising: Pon las cosas en su lugar

Coinpa News   •   September 11, 2018

Existe en la actualidad una confusión por parte del público acerca de lo que es el Merchandising. Llamamos Merchandising a los productos publicitarios que regalamos y/o vendemos con nuestra marca comercial. Ésto está lejos de ser así, pues en realidad es el conjunto entre producto, lugar que ocupa en nuestra tienda el propio producto y los valores visuales que le añadimos lo que vendría a ser el Merchandising.

Es por así decirlo, el propio marketing del producto en un entorno determinado.

Merchandising interior y exterior

De igual modo que comentamos que existe éste marketing a nivel de producto siempre dentro de nuestra tienda, también está el mismo concepto enfocado al exterior de nuestra tienda, local o espectáculo. Entonces hablamos de Merchandising exterior para denominar al conjunto de fachada, rótulos, puerta, escaparates, etc…

¿Cómo situar mis productos en la tienda?

Al igual que con los tipos de compra, existen variedad de producto para cada comprador a distintos niveles. Para aumentar la probabilidad de éxito en la venta, hay que situarlos bajo ciertas circunstancias. Así, podemos hablar de:

  • Productos de atracción

  • Productos de compra racional o irracional

  • Productos complementarios

Es muy importante por tanto, elegir bien el mobiliario y su distribución en nuestra tienda para poder llegar al público de modo eficiente. Saber gestionar el espacio para repartir los productos es necesario para llegar a nuestro objetivo.

El Visual Merchandising ¿qué es?

Se basa en el fundamento de encontrar el lugar idóneo para cada producto. La conjunción entre el mobiliario y el producto, la altura e iluminación es muy importante para llamar la atención.

Las diferentes alturas de posicionamiento a las que atender también son importantes. Ya sea a nivel del suelo, a nivel intermedio, al nivel de los ojos y al nivel de la cabeza, encontrar el lugar idóneo de cada producto es una garantía de venta.

Zonas frías y zonas calientes: Ésta clasificación “térmica” se refiere a los espacios más o menos transitados en nuestra tienda. Si disponemos de productos con mucha demanda, conviene colocarlos en zonas frías para tratar de conseguir que nuestro público objetivo transite toda la tienda por igual. Separar los productos y colocarlos estratégicamente en situaciones alejadas entre sí también nos ayuda a convertir zonas frías en zonas calientes.

By |2018-09-13T13:13:59+00:00septiembre 11th, 2018|Tendencias|